NO PAGAS LAS ASIGNATURAS!!! PUES A LA CALLE

El curso ya ha empezado, pero existen al menos 70 alumnos de Formación Profesional que llevan casi un mes sin poder dar clase. Su centro, el colegio Camino Real de Torrejón de Ardoz, les había reclamado 1.300 euros al año por asignaturas complementarias que, en teoría, el alumno puede no cursar. El colegio tiene cuatro ciclos sanitarios de FP concertados con la Comunidad de Madrid, lo que significa que sus clases deben de ser gratuitas

El colegio acaba de pedir que le rescindan el concierto educativo, tras denunciar que Educación les debe dinero y que no pueden subsistir sin las cuotas; la consejería alega que no hay ninguna deuda y que va a reubicar a los alumnos.

El cobro de cuotas es una fórmula conocida para algunos centros concertados que no siempre tiene ese carácter de voluntariedad que fija la ley. El centro de Torrejón estableció un pago mensual de 130 euros para sus estudiantes por tres asignaturas complementarias (Inglés Sanitario, Habilidades Sociales y Nutrición Familiar), de las que debían elegir dos por 110 euros mensuales. Sumaban, además, un seguro médico y atención psicopedagógica a los estudiantes y a sus familias. Total: 130 euros.

Los estudiantes de primero y de segundo año se negaron a abonar ese dinero y sus clases siguen sin empezar. Ayer, la Consejería de Educación aceptó la renuncia al concierto de los titulares del colegio. Los alumnos temen ahora quedarse desfasados en módulos como Anatomía Patológica y Citología, en los que se imparten tres meses de teoría, con exámenes que deberían empezar ya, y seis meses de prácticas. Denuncian también que han tenido que pagar el doble por materiales como cuadernos o batas que el centro les obligaba a comprar con su logotipo sin permitirles adquirirlos fuera.
Un portavoz de la Consejería de Educación asegura que los afectados serán reubicados en los mismos ciclos en otros centros de la región y garantiza “la escolarización de todos” en los próximos días.

Fuente: El País